-
-
-
General
Fue madre a los 10 años y no se investiga si fue producto de un abuso
La historia de la niña ya madre ocurrió en El Impenetrable y fue noticia en los medios. Sin embargo, la investigación no muestra avances y es denunciado por el Centro Mandela.
En septiembre de este año se conoció el caso de la pequeña quien dio a luz en octubre. MP tiene 10años y vive con su abuela, su madre y el concubino de ésta última. Junto además, a otros dos hermanitos de 4 años y 8 meses.

El hecho tomó resonancia ya que el embarazo sería producto de un abuso. Todos viven en el mismo rancho y dormían juntos. En el mismo terreno, viven además otros familiares, por lo que en total son 6 adultos y 5 niños.

"El Estado les construyó una habitación. Se tramitaron los documentos de identidad y los asistieron alimentariamente. Luego dejó de asistirlos de la forma en que lo hiciera cuando estalló la noticia del supuesto abuso de María", asegura un comunicado del Centro Mandela. 


Acostumbrada a ser pobre

MP es una niña wichi que nació y creció en extrema pobreza. En el año 2016 vivía con su familia en el paraje Campo Nuevo-Kompi. Así figura en los registros asistenciales de una organización hermana del Centro Mandela que regularmente asiste a las comunidades indígenas de El Impenetrable.

"Ella sintetiza y refleja uno de los muchos casos críticos, de extrema vulnerabilidad social y máxima pobreza. Actualmente la niña vive en el paraje Techat 4, el último que fue conformándose por la emigración de las comunidades que vivían en pleno monte. El lugar depende del municipio y del puesto sanitario de Miraflores", expresan.


La denuncia

El 28 de agosto pasado la Unidad de Protección Integral recibió la denuncia, efectuada en la Comisaría de Miraflores, por la directora del hospital de esa localidad. Denunció que la obstetra examinó a la precoz madre cuando cursaba un embarazo de 28 semanas, aproximadamente. La Unidad realizó las visitas a la familia y realizó los informes socio-ambientales. También se entrevistaron a los profesionales intervinientes para confeccionar un informe de seguimiento.


Al hospital

Como consecuencia de agudos dolores abdominales, la niña y su mamá -que también estaba embarazada en esa época- fueron atendidas en el hospital Güemes de J.J. Castelli. A MP le diagnosticaron que cursaba un embarazo de alto riesgo desde el punto de vista ginecológico, obstétrico y social. Como siempre ocurre, la niña fue dada de alta prematura luego de que le realizaron algunos estudios complementarios y, supuestamente, la correspondiente contención del Servicio Social y Salud Mental.

La obstetra del hospital de Miraflores, junto con la anterior Ministra de Salud, decidieron su derivación al hospital Perrando-Castelán. En este establecimiento, fue atendida mientras permaneció alojada en el albergue Teresa de Calcuta, junto a su mamá. 

Mientras tanto se difundía que en el marco de la investigación penal se había resuelto que MP declarara en cámara Gesell, aunque se planteaba la dificultad del lenguaje. Pasó el tiempo, hasta que un día la niña y su madre se fueron sin avisar. "Todos guardaron un silencio funcional, como si nada hubiera pasado. No fueron a buscarlas. Sin embargo, MP tuvo a su hija Maricel", cuestionan desde el centro. 




 
Compartir